01/09/2009

Renta 2008: se nota la pérdida de rentabilidad del Plan de Pensiones- Correo Farmaéutico

Rendir las cuentas del ejercicio anterior no tiene por qué ser un trámite complicado. Para que la presentación de los datos fiscales del año 2008 a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) sea sencilla existen una serie de recomendaciones: revisar la documentación, chequear todos los datos fiscales, anotar los cambios de precios de los medicamentos, repasar punto por punto las circunstancias personales y presentar la declaración de un año pensando en el siguiente.

Compártelo...

Lunes, 8 de Junio de 2009
Entre las claves de la Renta 2008: la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio, la pérdida de rentabilidad de los planes de pensiones, la amortización de inversiones y los beneficios de medidas de bonificación a trabajadores. Estos son algunos de los consejos facilitados la semana pasada por el consultor de la asesoría fiscal Aspime Juan Antonio Sánchez, en una jornada dedicada a La fiscalidad en la farmacia de Madrid, organizada por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid con Laboratorios Esteve y la Fundación Lafer. El objetivo de la cita fue revisar las novedades de las que pueden aprovecharse los farmacéuticos a la hora de presentar sus cuentas y sacarle el máximo partido.

Una de las cuestiones que se ha notado este año para Sánchez ha sido "la bajada de rentabilidad de los planes de pensiones". Estas aportaciones, como matiza, hasta el año pasado eran "un recurso que fiscalmente salía muy beneficioso e interesante", pero que ahora se han visto limitadas a un máximo de 10.000 euros en contribuyentes menores de 50 años y de 12.500 euros para los mayores. El principal "respiro" ha venido la "supresión del Impuesto sobre el Patrimonio, así como la aplicación de la libertad de amortización de inversiones aprobada en 2007". Esta última, recordó Sánchez, ha sido recientemente renovada para amortizar las inversiones de los próximos dos años pero con la obligación de mantener el promedio de plantilla de en la farmacia.

Gastos deducibles
Dentro del capítulo de gastos que pueden deducirse, Sánchez recordó las medidas de bonificación no salarial para los empleados e incentivos. "Cada vez se recurre más a este tipo de medidas que son una compensación para los trabajadores y, además, son deducibles", apunta. En este sentido, los tiques de comida, cheques de guardería, primas para el seguro médico son deducibles, así como otros apartados como los viajes a congresos farmacéuticos.

Buscar nuevas alternativas
Manuel Lamela, presidente de la Fundación Lafer, trasladó la necesidad de "innovar" con nuevas medidas de gestión de la oficina de farmacia que complementen a un buen ejercicio fiscal. En este sentido, dado el entorno de crisis económica en el mercado que ha llevado "a la reducción de la demanda de productos", entiende que la oficina de farmacia "debe recurrir a la reducción de su stock y el aumento de las compras a corto plazo". Asimismo, también entiende que "de una manera más fugaz se puede plantear la posibilidad de entrar en un grupo de compras" como "mecanismo de defensa" ante los proveedores.

Fuente: Correo Farmacéutico